5 viajes de fin de semana en México6 min read

ZACUALPAN DE AMILPAS, MORELOS

zacualpan6

 

Punto de partida: Ciudad de México o Puebla

¿Cómo llegar?

Desde el DF toma la autopista a Cuernavaca y Cuautla. Después de esta ciudad son 20 km hasta el ramal al norte rumbo a Tetela. Zacualpan está a 10 km por esta vía. Desde Puebla hay que salir rumbo a Atlixco y tomar la Autopista Interoceánica. Después de Jantetelco dobla al norte (derecha). En total son 90 km desde la Angelópolis.

¿Por qué?

Ubicado en el noreste del estado de Morelos, es un pueblo bonito, bien cuidado y poseedor de una notable serie de maravillas. Ahí está su grandioso templo y ex convento agustino de la Inmaculada Concepción (terminado en 1565), su tianguis dominical donde sigue vigente el trueque y el famoso hotel spa La Casa de los Árboles, que es uno de los más apreciados del país.

¿Qué hacer?

Desde luego, pasear por el pueblo y admirar su arquitectura. En la ruta de los conventos morelenses designados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el de Zacualpan se encuentra en el primer sitio por el oriente, de modo que el poblado es un excelente lugar para iniciar la exploración de esta serie monumental (los que siguen son los de Hueyapan y Tetela del Volcán, a 24 y 14 km de distancia, respectivamente). También vale la pena conocer las bellas capillas de barrio del pueblo, así como las ruinas de las haciendas cercanas.


 ATLIXCO, PUEBLA

imagen-16198056-2

Punto de Partida: Ciudad de México

¿Cómo llegar?

Toma la autopista a Puebla y antes de entrar a la Angelópolis, dobla a la derecha en el Periférico Ecológico. Unos 15 km después, dobla otra vez a la derecha sobre la autopista a Atlixco. En total son unos 150 km desde el centro del Distrito Federal.

¿Por qué?

Es una ciudad pequeña y agradable, que se ufana (con mucha razón) de tener “el mejor clima del mundo”. Sus alrededores están plagados de viveros, de modo que siempre la verás vestida de flores. Y lo mejor de todo es su grandiosa arquitectura virreinal. De esta urbe -antiguo granero de Puebla y la Nueva España- es el estilo barroco de argamasa que quedó plasmado en media docena de formidables templos.

¿Qué hacer?

Pasear por el centro de la ciudad. Hay que dar una vuelta por el zócalo y conocer sus antiguos edificios civiles, así como la Parroquia de la Natividad. Por ningún motivo te pierdas la bellísima Capilla de la Tercera Orden (16 de Septiembre entre las calles 5 y 7 Norte), cuyos decorados de argamasa parecen de petate. También se pueden visitar los templos de la Merced, San Agustín y San Francisco.

A 10 mins del centro está la ex fábrica textil de Metepec, cuyo grandioso casco porfiriano alberga al actual Centro Vacacional del IMSS. A un lado se puede pescar trucha.


LA ISLA, QUERÉTARO

zimapan-presa-isla-alberca

Punto de Partida: Ciudad de México

¿Cómo llegar?

Sal por la autopista México-Querétaro y en San Juan del Río toma la carretera federal núm. 120 con rumbo a la Sierra Gorda. 50 km después, pasando Cadereyta, toma a la derecha el ramal a El Palmar y sigue los señalamientos a Tzibanzá. Este camino te llevará al restaurante hostal El Anzuelo, donde podrás embarcarte a La Isla. En total son 240 km desde la Ciudad de México.

¿Por qué?

Se trata de un campamento ecoturístico fuera de serie. Además de ser elegante, cómodo y bien montado, tiene una ubicación única: en una isla de la presa Zimapán. Esta presa, situada entre los estados de Querétaro e Hidalgo, es uno de los mayores, más imponentes y menos visitados cuerpos de agua del centro del país.

¿Qué hacer?

Uno pude simplemente llegar, relajarse y gozar con la propia isla: tomar el sol, nadar en la alberca, ver los paisajes, tirarse en una hamaca y leer. La presa es uno de los destinos más codiciados por los amantes de la pesca deportiva. Hay lanchas de alquiler para capturar lobina, mojarra y carpa. También hay recorridos en lancha para ver las cascadas y manantiales cercanos o la gigantesca cortina de la presa. Aparte, en el camino, hay mil cosas que ver en San Juan del Río, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Cadereyta.


HOSTAL DE LA LUZ, MORELOS

hostaldelaluz_02

Punto de Partida: Ciudad de México

¿Cómo llegar?

Sal por la autopista a México-Cuernavaca y después de “la Pera”, toma la salida a Tepoztlán. El Hostal de la Luz está en el Km 4 de la carretera Tepoztlán-Amatlán. En total son 100 km desde el DF.

¿Por qué?

Este hotel spa se autodefine como “un oasis de paz” y ciertamente lo es. Su elegancia, su peculiar y refinada arquitectura, sus sofisticados tratamientos de salud son elementos que colaboran para lograrlo. Pero también y sobre todo se lo debe a su magnífica ubicación frente a los riscos de la bellísima sierra de Tepoztlán y muy cerca del pueblo de Amatlán (donde, se dice, nació hace cerca de 1,000 años Quetzalcóatl).

¿Qué hacer?

En pocas palabras, relajarse y dejarse apapachar. Hay que saborear sin prisas el lugar, sus texturas, su atmósfera y sus panoramas. En el spa hay infinidad de opciones de tratamientos corporales y faciales que incluyen exfoliaciones, reflexología, terapias energéticas, shiatsu y masajes de piedras calientes, entre otros. También se ofrecen actividades como temazcal, yoga, meditación, chi kung, etcétera. Y por supuesto uno tiene al alcance de la mano todos los colores y luces del Pueblo Mágico de Tepoztlán.


IXTLÁN DE JUÁREZ, OAXACA

11896139_752013338260290_2762034212821370598_n

Punto de partida: Ciudad de Oaxaca

¿Cómo llegar?

Ixtlán se encuentra a 68 km al norte de la ciudad de Oaxaca por la carretera federal núm. 175 Oaxaca-Tuxtepec.

¿Por qué?

La Sierra Norte de Oaxaca es uno de los espacios con mayor biodiversidad en México y el mundo. Con 6,000 especies vegetales, 400 de aves y 350 de mariposas, es fácil tener un encuentro cercano y sorprendente con la naturaleza. Aparte, la orografía aporta una belleza escénica sin igual.

En los últimos años, además, en la Sierra ha visto multiplicarse los proyectos ecoturísticos, que, como el de Ixtlán, dan a conocer las bellezas del lugar, al mismo tiempo que generan empleos y preservan los bosques.

¿Qué hacer?

Sigue por lo menos uno de los recorridos (a pie, a caballo o en bicicleta) por los bosques cercanos. Los hay de todo tipo y para todos los gustos. Uno sube a los grandes cerros con vista al Zempoaltépetl, la cuenca del alto Papaloapan y el Pico de Orizaba (visible en días claros). Otro se interna por los bosques nubosos, alguno lleva a una granja truchícola, y otro más va a una cascada.

Las cabañas de Shiaa Rua Via son modestas, pero cómodas y limpias. Junto a ellas, hallarás una tirolesa, un área recreativa infantil, puentes colgantes, torres de observación y numerosos miradores. Finalmente no puedes perderte la hermosa iglesia churrigueresca de Santo Tomás Apóstolen Ixtlán.

 

Fuente: México Desconocido

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
tonyyarto

tonyyarto

Deja tus dudas y/o comentarios:

Turespacio

Somos un blog de viajeros para viajeros, de esos que nos apasionan los viajes y lo hacemos a menudo, aquellos del tipo que buscamos hacer de cada viaje una experiencia, desde que compramos los boletos de avión, reservamos hotel y empacamos la mochila.

Entradas recientes

Síguenos en Facebok

¡Suscribete! no te pierdas de nada

¡Recibe nuestro contenido directamente en tu bandeja de entrada!