5 rincones naturales para disfrutar el sur de la Ciudad de México

By in
217

A pesar de que la Ciudad de México aumenta sus dimensiones día con día, en el sur del  Distrito Federal todavía existen algunos rincones naturales que nos permiten olvidarnos del smog, del cemento y del caos que reina en el resto de la urbe. Por increíble que parezca, en estos “oasis” es posible hallar varios animales silvestres y paisajes espectaculares que no imaginarías encontrar dentro de los límites de esta atareada capital.

Bosque de Tlalpan

bosque-de-tlalpan

Es un área natural protegida ubicada en la delegación Tlalpan. Tiene una extensión de 253 hectáreas y fue abierta al público en 1970. Cuenta con una casa de la cultura, una pista de atletismo, una zona de aparatos para hacer ejercicio, un centro de convivencia y estacionamiento propio. En cuanto a la fauna, es posible hallar todavía tlacuaches, cacomixtles, víboras de cascabel, murciélagos y pájaros carpinteros, entre muchas otras especies. La gran variedad de caminos y zonas montañosas que ofrece lo convierten en un sitio ideal para hacer ejercicio o recrearse con la familia. Hay una ruta pavimentada y varios caminos de terracería, ideales para practicar el senderismo y disfrutar de la convivencia con la naturaleza.


Cuicuilco

cuicuilco

También ubicado en la delegación Tlalpan, en el cruce de Insurgentes y Periférico Sur, se encuentra este parque natural, el cual además de albergar uno de los más antiguos edificios prehispánicos que pueden encontrarse en el Valle de México, la pirámide circular que da nombre al sitio, incluye una zona natural en la cual es todavía posible encontrar el ecosistema originario del pedregal, surgido tras la violenta explosión del volcán Xitle, la cual, por cierto, también fue la responsable de acabar con la civilización que construyó el basamento. Desde la cima de la pirámide, la cual tiene cerca de 20 metros de altura, es posible tener una vista inmejorable del sur de la capital. Asimismo, resulta un deleite pasear por el parque y sus pasadizos rodeados de vegetación y piedra volcánica. También cuenta con un museo.


Fuentes Brotantes

fuentes-brotantes

Ubicado muy cerca del centro de Tlalpan, sobre la avenida Insurgentes, fue declarado parque nacional por Lázaro Cárdenas en 1936 y cuenta con senderos naturales, área de juegos infantiles, zona de alimentos y un pequeño lago que sirve de hábitat a numerosos patos, peces, tortugas e incluso garzas y algunas aves migratorias. Comprende una barranca de la cual brotan manantiales de agua proveniente de la Sierra del Ajusco y aunque tristemente ha visto reducida su extensión a causa de los asentamientos irregulares, sigue siendo un sitio agradable para disfrutar de un día de campo y comer en los locales de comida cercanos al parque.


Jardín Botánico de la UNAM

jardin-botanico-unam

Situado en el interior de Ciudad Universitaria, el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM cuenta con dos áreas principales: árida/semiárida (desierto) y templada (bosque). También, tiene una zona dedicada a las plantas medicinales y un invernadero con temperatura y humedad controladas, el cual alberga diversas especies de plantas tropicales. Asimismo, en su interior existen varios estanques que albergan toda clase de flora acuática, además de especies animales tales como ranas, tortugas, salamandras y peces. Es un sitio idóneo para pasear y recrearse, además de que visitarlo nos permite aprender más sobre los diversos ecosistemas de nuestro país y la necesidad de conservarlos.


Parque ecológico Xochimilco

xochimilco-gabriel-figueroa-01

El Parque Ecológico Xochimilco (PEX), es un área natural recuperada como parte del plan de rescate ecológico de Xochimilco en 1989, por los gobiernos federal y local y está conformado por más de 215 hectáreas de bosques, pastizales, canales y lagos que conforman un impresionante paisaje que nos permite darnos una idea de cómo era el valle antes de la llegada de los españoles. Además de pasear por sus senderos y recrearse con sus maravillosas vistas, es posible realizar actividades como andar en bici, pasear en lancha o recorrer el lago en trajinera. Es un sitio idóneo para la observación de aves, pues además de zanates, tordos, patos y garzas, en las épocas de frío llegan al PEX numerosas especies migratorias, entre ellas el pelícano blanco. Asimismo, en el sito se hacen esfuerzos para preservar la especie más característica de Xochimilco, el ajolote.

Fuente: Cultura Colectiva

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *