Chacahua: el tesoro mejor escondido de Oaxaca

By in
1375

Por mucho tiempo había escuchado a varias personas comentar que Chacahua  es un lugar encantador y tranquilo, uno de esos lugares que debes visitar; sin embargo, es más que eso, es el tesoro mejor escondido de la Costa de Oaxaca.

Recientemente fui de vacaciones a Zipolite, una playa tranquila y poco nudista a lo que normalmente se escucha. En esos días aproveché para conocer playas cercanas como Mazunte, la Ventanilla e Iztacahuite y no podía perder la oportunidad de ir a Chacahua. Mi compañero de viaje fue cómplice de que llegáramos a este maravilloso lugar.

Llegar no es sencillo, pero como dicen por ahí: “cuando algo te cuesta más trabajo, te sabe mejor”. De Zipolite tuvimos que ir a Pochutla, después Puerto Escondido, de ahí a El Zapotalito y después tomar un taxi a la entrada del Parque Nacional de Lagunas de Chacahua en donde tienes que tomar una lancha. Si tienes suerte como yo, puedes encontrar otros turistas y podrás compartir la lancha e incluso un recorrido.

El recorrido vale muchísimo la pena, la primera parte es un camino rodeado de manglares, aves e iguanas, todo con un toque de serenidad. Antes de llegar a la playa nos dimos un chapuzón en la refrescante laguna.

Ya en la playa encontramos diferentes lugares para rentar cabañas. También hay opciones de acampar en los restaurantes, el precio muy accesible o gratis con el consumo de alimentos. Nosotros decidimos instalarnos en una cabaña ya que nos mencionaron de un recorrido nocturno.

Chacahua

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue la mejor elección quedarnos al recorrido ya que la laguna se ilumina de mágicos destellos de Plancton, tener este escenario de noche solo para ti, bajo la luz de las estrellas y nadar en esa inmensa oscuridad de la laguna es algo único.

Al día siguiente nuestro guía nos llevó a pescar a las 6 a.m., aunque solo era la escusa, lo que realmente nos esperaba era un paisaje de mar, montañas, delfines juguetones y una tortuga nadando en el inmenso mar.

Regresamos de la pesca a desayunar y a que nos prepararan el único pez que encontramos, después para bajar la comida,  subimos un cerrito para llegar al faro, aquí nos deleitamos con la hermosa vista de la unión de la laguna y el mar.

Nuestro recorrido no acabó ahí,  todavía visitamos un cocodrilario, el cual no está en las mejores condiciones,  sin embargo la gente que lo resguarda tiene un gran amor por estos animales, el cual es fácil de contagiarlo. Imagínate que un niño de ocho años nos habló con tanta pasión de estos reptiles que terminé adorándolos.

Ahí terminó nuestro recorrido, el cual dejó una experiencia extraordinaria que me hará regresar muy pronto.

Fotos: David Pichardo

3 Comments
  1. hola!!! estoy planeando ir a Puerto Escondido en septiembre y quiero visitar Chacahua, pero no encuentro si la entrada al parque nacional cuesta y cuanto cuesta. Solo veo lo de las lanchas y acampar. Te agradecería muchísimo el dato!! 😀

    1. Hola Verónica! No hay costo para la entrada al parque. Solo es el costo de la lancha para llegar a la playa, te sugiero que sea compartida.
      Excelente viaje, nos compartes fotos 😀

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *