5 destinos inusuales para disfrutar los últimos días del año en México3 min read

EL NEVADO DE TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO

Nevado de Toluca

Se localiza a poco más de 90 kilómetros del centro de la Ciudad de México. Puedes llegar en automóvil o en autobús. Si lo que buscas es caminar y convivir con la naturaleza, ésta es una gran opción, pues puedes practicar senderismo y ciclismo en el bosque del parque. Debes de considerar el pronóstico del clima, pues si llega a caer nieve el lugar se encontrará cerrado para la seguridad de los turistas.

Cercanos a la región, encontrarás otros destinos de interés, como Valle de Bravo y Avándaro. Y, del otro lado del volcán, puedes visitar el pueblo de Ixtapan de la Sal, y no precisamente para tomar un chapuzón en el balneario.


 

REAL DEL MONTE, HIDALGO

Destino para consentir a mamá: Real del Monte

A 110 kilómetros de la capital mexicana se encuentra un Pueblo Mágico en el que el frío se antoja como ambiente decembrino. El destino hidalguense es un sitio lleno de color colonial. Los vestigios de la actividad minera son el principal atractivo de este lugar y sus locales de joyería de plata son la invitación para las compras navideñas.

A los alrededores hay otros Pueblos Mágicos para visitar, sitios donde la talavera domina los locales de artesanos. Entre lugares cercanos para ampliar el paseo están: San Miguel Regla, Santa María Regla y Huasca de Ocampo.


 

PUEBLA

conoce puebla

Otra ciudad no muy lejana en el centro del país de gran atractivo turístico es Puebla capital. A 135 kilómetros, se encuentra la catedral poblana. Sus alrededores ofrecen caminatas invernales para las compras y el deleite cultural.

Además de los sitios gastronómicos, que ofrecen los platillos con mayor tradición en el país, como el mole negro, concebido por las novicias del convento de Santa Rosa. Uno de los principales atractivos de Puebla para los turistas internacionales es el hecho de que este destino concentra 288 iglesias en sus calles, según la oficina de turismo de Puebla.


 

QUERÉTARO

15 nuevos hoteles en Querétaro

A 220 kilómetros de la Ciudad de México la cultura queretana invita al paseo de fin de semana. Las paradas obligadas son la Iglesia de Santa Rosa de Viterbo, la Plaza de las Armas, El Acueducto, el Museo Regional, y el Templo y exconvento de la Santa Cruz de los Milagros. Si las actividades al aire libre son lo que buscas, Querétaro te ofrece el paseo por Peña de Bernal, en donde puedes realizar escalada en roca y rapel.

Los pueblos cercanos a la capital del estado también valen la pena, puedes optar por los recorridos a las Cavas, en donde el queso y el vino son los protagonistas del paseo.


 

SAN MIGUEL DE ALLENDE

hotel-san-miguel-de-allende21

A 274 kilómetros del antes llamado Distrito Federal te adentrarás al Bajío del país. Guanajuato, tierra de Independencia. San Miguel de Allende fue inscrita por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2008. Su arquitectura te mantendrá caminando por sus calles.

Además de la belleza de sus construcciones, los recorridos son de gran aporte cultural. Los platillos a degustar en este destino van de lo nacional a lo internacional, su riqueza gastronómica se encuentra en la variedad y mezcla de sus restaurantes. Si buscas un platillo típico del lugar opta por las enchiladas mineras, preparadas con caldillo de chile guajillo.

Tus paradas obligadas son la Parroquia de San Miguel de Arcángel, el jardín frente a esta, la Cañada de la Virgen y la Esquina del Juguete Mexicano.

 

Fuente: Sin embargo

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
tonyyarto

tonyyarto

Deja tus dudas y/o comentarios:

Turespacio

Somos un blog de viajeros para viajeros, de esos que nos apasionan los viajes y lo hacemos a menudo, aquellos del tipo que buscamos hacer de cada viaje una experiencia, desde que compramos los boletos de avión, reservamos hotel y empacamos la mochila.

Entradas recientes

Síguenos en Facebok

¡Suscribete! no te pierdas de nada

¡Recibe nuestro contenido directamente en tu bandeja de entrada!