Descubran la misteriosa y fascinante Isla de Pascua4 min read

La historia de la Isla de Pascua, ubicada en medio del Pacífico Sur, siempre ha estado rodeada de un halo de misterio, al ser uno de los lugares más apartados y remotos del mundo.

Mucho se ha especulado a cerca de los orígenes de la civilización que un día fue capaz de esculpir y poner en pie esos espectaculares monumentos de piedra conocidos como Moai y la verdad es que muy poco se sabe con certeza sobre los orígenes del pueblo Rapa Nui, cuándo empezó la isla a ser poblada y desde donde llegaron sus primeros habitantes.

Pascua es una pequeña isla de aproximadamente 80 kilómetros cuadrados, del Océano Pacífico en la Polinesia, ubicada a 3.760 km de la costa de Chile, país al que pertenece desde 1888, y es famosa por las gigantescas efigies de piedra.

Su nombre indígena es Rapa Nui, o también se le conoce como Marakiterani o Los Ojos que miran al Cielo. Los Moai son figuras de piedra de enormes dimensiones con forma humana cubiertas con algo que parece un sombrero cilíndrico. Las gigantescas cabezas sobresalen del árido suelo, tienen las orejas largas y grandes, y miran hacia el Sol como esperando la llegada de algo o alguien, de manera algo altanera.

Fue descubierta la tarde del Domingo de Pascua de 1.722 por el marino holandés Jacob Roggeveen. Ese mismo día, la expedición de Roggeveen partió, no sin antes hostigar a los nativos de la isla, debido a que los indígenas se encargaron de robarles algunas de sus pertenencias, entre ellas muchos ¡Sombreros!.

En la isla se desarrolló una cultura compleja, que tras su apogeo cayó en la escasez de alimentos y las consecuentes luchas tribales. El espíritu de esta cultura sigue vivo en sus habitantes, su lengua, sus vestimentas, su música, sus bailes, su artesanía y sus comidas. Cada mes de febrero, la vuelta a las raíces alcanza su punto máximo en laTapati, una fiesta de dos semanas cuyo corazón son las tradiciones y donde los Rapanui se pintan el cuerpo como lo hacían sus ancestros, compiten en pruebas asombrosas, cantan, bailan y eligen a su reina.

El resto del año el encanto de la isla no disminuye. Su clima es permanentemente cálido, su infraestructura turística y de servicios mejora sostenidamente y la tranquilidad y belleza del entorno, junto a la gracia de sus habitantes, hacen que uno quiera volver siempre.

 Isla de Pascua

La Isla de Pascua ofrece opciones de actividades para todos los gustos y todas las edades. Para los que buscan sólo descansar, además de conocer la fascinante historia de la isla, las opciones más recomendables son los tranquilos recorridos en auto por los principales sitios arqueológicos así como cortos paseos a pie para disfrutar del mar y del paisaje. Por supuesto, nada mejor que dedicar una mañana al arte de la relajación en la preciosa playa de Anakena y tomar el sol sobre su suave arena blanca. Ver una puesta de sol mientras los últimos rayos de luz se deslizan entre los enormes Moais, es una experiencia que se grabará en la mente y en el corazón del viajero para siempre.

Pero si lo que se quiere es acción, entonces la Isla de Pascua también tiene mucho que ofrecer. Los amantes de la aventura, podrán descubrir las bellezas de las profundidades de un océano excepcionalmente claro, durante unas horas de buceo. Y si se está en buena forma, recorrer la isla sobre una bicicleta de montaña es una oportunidad que no debe perderse, ya que así se puede llegar a lugares tan vírgenes y solitarios que la paz que se siente es incomparable.

Trekking, paseos en bote o a caballo, y muchas otras opciones que e invitan al visitante a pasar el mayor tiempo posible en la isla para poder sacarle el máximo provecho. Ninguna de las alternativas deja indiferente, ya que no se trata de la actividad en sí misma, sino también del maravilloso paisaje que la isla ofrece a cada paso.

https://youtu.be/791tZvO9hAI

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
tonyyarto

tonyyarto

Deja tus dudas y/o comentarios:

Turespacio

Somos un blog de viajeros para viajeros, de esos que nos apasionan los viajes y lo hacemos a menudo, aquellos del tipo que buscamos hacer de cada viaje una experiencia, desde que compramos los boletos de avión, reservamos hotel y empacamos la mochila.

Entradas recientes

Síguenos en Facebok

¡Suscribete! no te pierdas de nada

¡Recibe nuestro contenido directamente en tu bandeja de entrada!